La enfermedad periodontal es la que afecta a las encías y se combate mediante una higiene bucal adecuada y una visita periódica a tu odontólogo para comprobar el estado de las mismas;

La encía es el tejido mucoso que recubre nuestros maxilares y sirve de soporte a los dientes junto al ligamento periodontal, por ello el cuidado de las encías juega un papel muy importante en nuestra salud bucodental y es esencial para combatir la enfermedad periodontal.

Cuando nuestras encías están sanas presentan un color rosáceo, pero si están enrojecidas e incluso sangran al cepillar es síntoma de que tenemos enfermedad periodontal, que en su estado más leve se denomina gingivitis, y que puede derivar en problemas más graves como es la periodontitis.

La enfermedad periodontal se produce por la acumulación de sarro entre la encía y el diente, el cual hay que eliminar a través de un curetaje que consiste en raspar ese sarro existente. Si no realizamos este tratamiento el sarro sigue acumulandose hasta llegar a la estructura osea que sujeta el diente, destruyendo el hueso y provocando que los dientes empiecen a moverse llegando en ocasiones a la perdida de las piezas dentales.

Desde Clínica Dental Rafael Peñuelas recomendamos una revisión y limpieza anuales para evitar que el sarro se acumule y combatir así la enfermedad periodontal.

La enfermedad periodontal podemos detectarla además de por la inflamación de las encías y el sangrado por:

  • Halitosis
  • Sensibilidad dental
  • Retracción de la encía
  • Movilidad de los dientes

Para terminar este artículo vamos a dar una serie de consejo para el cuidado de nuestras encías:

  • Cepillarse 3 veces al día con un cepillo medio o suave y la pasta de dientes que nos haya recomendado la higienista dental.
  • Usar la seda dental y los cepillos interproximales
  • Cambiar de cepillo cada tres meses
  • En el caso de haber tenido enfermedad periodontal visitar a nuestro dentista cada 6 meses
  • Aunque las encías nos sangren al cepillado debido a la inflamación, no dejar de cepillarse y acudir al dentista para que nos dé una solución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *